jueves, 23 de octubre de 2008

La Universitat de València abre un nuevo grupo de SAFEgirls


La Universitat de Valencia ha ampliado la oferta de clases de SAFEgirls(Autodefensa per a Dones) que ofrece tanto a alumnas como a mujeres no vinculadas a la universidad.

De este modo, los horarios de las clases de SAFEgirls (Autodefensa per a Dones) quedan del siguiente modo:

CAMPUS BLASCO IBAÑEZ: Lunes y Miercoles 18.00 a 19.30
CAMPUS TARONGERS: Martes y Jueves 21.00 a 22.30

Para ampliar información y concertar una clase de prueba hay que llamar al 667581760.

lunes, 20 de octubre de 2008

¿Por qué la ley permite a las víctimas de malos tratos no declarar contra su maltratador?

El 40% de los hombres acusados por violencia sexista acaban absueltos
La fiscalía defiende que las víctimas de malos tratos sean obligadas a declarar
JESÚS GARCÍA - Barcelona - 18/10/2008

El 40% de los juicios por violencia doméstica acaban con una sentencia que absuelve al presunto maltratador. ¿Significa eso que el hombre jamás ha puesto la mano encima de su mujer? No siempre. En algunos casos resulta imposible condenarle porque la víctima se retracta a última hora de lo que en su día denunció ante la policía. O simplemente decide no declarar como testigo. La ley se lo permite. Esta dispensa legal es un "obstáculo importante" para perseguir la violencia sexista e "impide la condena de numerosos maltratadores", según la Fiscalía Superior de Cataluña, que plantea la necesidad de impulsar una reforma legal.

La fiscalía argumenta que esa dispensa legal no existe en otros ordenamientos jurídicos y que en los países donde sigue vigente es "bastante cuestionada". Cuando una mujer se acoge a su derecho a no declarar, deja al fiscal y al juzgado "sin la prueba necesaria" para lograr la condena. La razón es que en la mayoría de casos no hay ningún otro elemento probatorio: la violencia se produce en el seno del hogar y los únicos testigos posibles de lo que allí ocurre son la mujer y otros familiares, habitualmente los hijos de la pareja. La dispensa legal ha permitido sentencias absolutorias "incluso en supuestos de agresiones muy graves", denuncia la fiscalía. Por eso es, concluye el ministerio público, "poco compatible" con el principio de "tolerancia cero" que inspiró la ley integral.

El año pasado se dictaron casi 4.700 sentencias por violencia sexista. De éstas, cerca de 2.000 fueron absolutorias, según la memoria elaborada por la fiscalía.

"Se vuelve a dejar a la exclusiva voluntad de la víctima la persecución del maltrato", explica la fiscal delegada contra la violencia sobre la mujer. El problema es que a menudo esa voluntad es débil y "viene marcada por el miedo y la dependencia afectiva y económica respecto al agresor". Cuando llega la hora de declarar, las mujeres "todavía se encuentran psicológicamente afectadas por la experiencia traumática de la violencia vivida", según las mismas fuentes.

Artículo